Mirando al Futuro
Maria Alejandra Celis Yanes

Maria Alejandra Celis Yanes

Coach holística, guía espiritual y especialista en duelo. Autora del libro "De las Cenizas al Amor". Maestra de Meditación y Reiki.

¿Comenzando de nuevo? ¿Y a quién no le ha pasado?

Volver a empezar es algo que podemos vivir innumerables veces durante la vida. A veces es una elección consciente otras veces la vida nos empuja y sucede.

La mudanza de ciudad o país, la muerte un familiar, el fracaso de un proyecto o negocio, el final de una relación ya sea un divorcio o separación. Lo cierto es que cualquiera sea la razón todas llevan una vez más al mismo punto de partida: comenzar de nuevo. A veces contamos solo con nosotros mismos y nuestros talentos, otras con el apoyo de familiares y ciertos recursos.

Quizás atravesamos por momentos donde el mundo exterior permanece quieto y sin cambios visibles, pero en nuestro mundo interior hay una profunda inquietud y necesidad de transformación, porque el Alma siempre pide un cambio para evolucionar.

Y aunque estés experimentando el cambio y pienses “otra vez lo mismo” “tengo que volver a comenzar”, la verdad es que nunca será igual porque el proceso de la vida es como el río, que nunca es el mismo.

Sin embargo, sentirnos vulnerables ante los inicios es natural, yo lo he vivido y siempre me aparece la misma interrogante ¿y ahora qué? ¿cómo hago para volver a empezar y continuar con ánimo y motivación?  

Una de las cosas más valiosas que he observado en todos mis procesos de cambio (que han sido muchos 🙈) es que ocurre una sumatoria y por eso el espacio de “comenzar de nuevo” es siempre diferente y desde una María Alejandra que ha crecido con sus experiencias. Eso me hace sentir muy a gusto conmigo misma, no lo puedo ocultar.

No solo el conocimiento de cómo hacer las cosas, sino la conciencia de quién soy, cómo pienso, cómo respondo y actúo frente a una situación, lo que me permite hacerme “responsable” de mis actos, de mis decisiones, de revisar mis creencias y esas lealtades inconscientes que muchas veces me empujan a actuar de una manera específica.

Gracias a esa responsabilidad de observar mi experiencia y aprender qué no debo volver hacer, he podido crear alternativas diferentes obtener otros resultados, a veces mejores y casi siempre perfectibles.

Tengo muchos ejemplos en mi vida. Cuando me divorcié y a la vez me separé de mis socios en una agencia de publicidad de la cual era accionista. Cuando cerré mi segunda agencia de publicidad después de un momento político de recesión en Venezuela y comencé a trabajar como gerente de ventas de una cadena hotelera propiedad de mi familia. Igualmente, cuando me mudé a vivir a Phoenix y tuve que aprender inglés y rediseñar mi vida como Líder del Proyecto Internacional de Autoestima. Cuando me mudé a Miami después de un año de duelo, fuertes pérdidas y depresión, entre otras muchas circunstancias que me han hecho comenzar de nuevo.

Sin embargo, en cada uno de esos momentos de cambio, a lo largo de los años, tomé e integré cada experiencia previa, lo cual me impulsó a encontrar mejores posiciones, ganar más dinero, mejorar mis relaciones y sobre todo, vivir con mayor plenitud mi propósito de vida.  

Cuando no ves un “nuevo comienzo” como una elección consciente o inconsciente, puede ser más difícil aceptarlo. Es cuestión de identificar los pensamientos negativos asociados a los inicios y sueltes a la “víctima” que a menudo acompaña cada situación en la que sientes que no tuviste elección. Cuando aceptas que tienes ante ti un nuevo comienzo, tu “ser auténtico” puede conseguir el centro y el entusiasmo para comenzar ese nuevo camino que te espera.

Lo que siempre me ha quedado claro, a lo largo de la vida, es que en los momentos en que todo parece haberse deshecho y puede ser difícil mantenerse positivo, es mi elección mirar con gratitud el lado positivo de cada situación, permanecer enfocada en mi verdad, cuyo regalo es caminar a través de la sombra con la sabiduría acumulada por cada uno de los momentos en que me ha tocado volver a empezar.

Al final, mantenerte vigilante de lo bueno de cada situación, para aprovecharla, te dará la libertad de salir adelante y elegir la mejor perspectiva en cada experiencia. Eso marcará la diferencia. Hacer algo nuevo es una manera excepcional de obtener sabiduría y experiencias que te guiarán a través de tu “nuevo comienzo”

Deseándote claridad de intención y escucha activa de los deseos de tu Alma, te ofrezco mi acompañamiento para conseguir juntos un nuevo y diferente comienzo.

¡Atrévete a Ser Feliz Pase lo que Pase!

María Alejandra Celis